A-Mitos1

Lo que usted cree saber acerca de la lobina puede limitar su éxito de pesca

Por: Ing. Javier Concha Martinez

Mito 1.- ¿Los colores de nuestros señuelos no importan, es la acción de estos lo que provoca que capturemos las lobinas?.

Sólamente habrá que preguntar a algún profesional y él dirá que hay veces que un señuelo color natural es el que mejor funciona, mientras que en otras ocasiones uno más brillante es el más adecuado. Puede ser que esto se deba al ángulo con que la luz cae sobre el agua y dé cierto tono al señuelo, como también la claridad del agua, visibilidad, contraste o la semejanza del señuelo con algún pez forrajero que esté siendo perseguido por la lobina en ese momento. Se recomienda ampliamente se cambie de color del señuelo con relativa frecuencia para ver cuál es el más productivo en ese momento. No nos limitemos con la idea de que un solo señuelo de determinadas características y color será el mejor siempre.

Mito 2.- ¿Las lobinas tienen una vista excelente?.

En realidad lo contrario es lo verdadero. Los estudios más recientes demuestran que la lobina es bastante miope, o de visión cercana, debido a que la lobina cuenta con una pupila con enfoque fijo que permanece abierta todo el tiempo; realmente funciona como la lente de una cámara. Cuando está totalmente abierta, la profundidad de campo es baja y la visión es limitada.

En aguas de claridad promedio, la visión de la lobina se ve degradada aún más, por lo que la lobina deberá localizar su presa usando su oído y línea lateral.

Mito 3.- ¿Las lobinas no pueden tener memoria porque muerden el mismo señuelo después de haber sido capturadas y liberadas?.

La verdad es que las lobinas sí cuentan con memoria, sólo que de una manera muy peculiar. El ojo izquierdo cuenta con un centro de memoria en el lado izquierdo del cerebro y de igual forma el ojo derecho también cuenta con un centro de memoria en el lado derecho del cerebro; por lo tanto si una lobina vio un señuelo con su ojo izquierdo, se capturó y se soltó, luego vio el mismo señuelo solo con el ojo derecho la lobina no recordará haber sido capturada con ese señuelo en particular.

Recordemos que con la exposición masiva de un señuelo en particular a cierto grupo de lobinas, tarde o temprano éstas aprenderán a identificarlo y dejarán de atacarlo, se recomienda cambiemos nuestras presentaciones para un mejor resultado.

Mito 4.- ¿Una línea coloreada y brillante asustará a la lobina particularmente en agua clara?.

Yo creía que esto era cierto, hasta que en varias excursiones de pesca realizadas por un grupo de investigadores en USA, se demostró lo contrario en una presa con agua cristalina. En este lugar se podía ver el fondo a 5 m. de profundidad; un pescador usaba una línea brillante y dorada mientras el otro usaba una línea de fluorocarbono que es prácticamente invisible debajo del agua; la línea dorada se podía ver casi hasta el fondo y era muy obvia, tanto que desalentaría a cualquiera en usarla.

Después de 4 días de pesca el pescador del frente de la lancha había capturado 72 lobinas, solamente 5 lobinas más que el que se encontraba detrás con la línea dorada y además pescaba en lo que podemos llamar ?agua ya pescada o usada?. Otro estudio se llevó a cabo con líneas trenzadas y arrojó un resultado similar.

Para mí, esto demuestra que el color de la línea no es tan importante, pero he de decir que ocupo la resistencia más baja posible, para mejorar la acción de mis señuelos. La resistencia de la línea también depende del tipo de estructura en que nos encontremos pescando, para poder tener éxito en la batalla con un ejemplar trofeo.

Mito 5.- ¿No se deben usar anzuelos o canasti llas de acero inoxidable: éstas no se oxidarán ni romperán, permaneciendo en la boca de la lobina hasta matarla?.

Un reconocido personaje norteamericano junto con el Sr. Glen Lau, probaron esto en un acuario: Insertaron un anzuelo en la boca de una lobina y la observaron por algún tiempo. Después de va rios días la piel de la boca de la lobina que rodeaba el anzuelo se atrofió y la lobina pudo librarse del anzuelo conforme ésta exhalaba agua. Así es que contrario al conocimiento común, no es ne cesario matar una lobina que se tragó el anzuelo profundamente; simplemente cortemos la línea y soltémosla, dejando que la madre naturaleza haga su trabajo. La gran mayoría de las veces, la lobina sobrevivirá.

NOTA: Caso especial se presenta en aquellas lobinas que al sacarlas del agua o al destrabarlas manifiestan una fuerte hemorragia, síntoma de daño grave en las branquias. Al liberarlas, una gran parte de ellas morirá.

Mito 6.- ¿Los equipos ultraligeros son una forma deportiva de capturar lobinas?.

Los equipos ultraligeros no son realmente deportivos, sino todo lo contrario, debido a que causan que la lobina peleé por demasiado tiempo, provocándose una sobreproducción de ácido láctico que la puede matar o debilitar tanto, que otros depredadores la atrapen fácilmente. Se recomienda usar equipo adecuado conforme a la talla sospechada de captura, además se recomienda trabajar a la lobina de manera moderadamente rápida y que si se captura con red, a ésta se le dé un tratamiento de bicarbonato de sodio para neutralizar los ácidos de la piel. Estos consejos asegurarán la preservación de los ejemplares capturados, para que en un futuro nuevamente nos llenen de alegría al volverlas a capturar y poder admirar una mayor talla.

Mito 7.- ¿Las cañas de mayor longitud mueven más línea, por lo tanto mejorarán la penetración del anzuelo en la boca de la lobina al pescar con plásticos?.

Pruebas específicas, han demostrado que no es la longitud de la caña o la fuerza empleada, lo que mejora el ¿hook-set?. Un tensiómetro se colocó en una lobina simulada y se le pidió a algunos profesionales que participaran en esta investigación.  Después de dos días de pruebas se comprobó que no es tanto la longitud de la caña, sino la velocidad de la punta de la caña, es decir, cañas con acción de punta rápida y extra rápida tenían mayor fuerza en el ?hook-set? que una caña de punta de acción regular con una longitud de hasta 30 cm. mayor.

Recordemos que estamos hablando de una caña de acción rápida que normalmente se usa para pescar con plásticos y hawaianas, para la pesca con curricán se recomienda una caña de acción suave con punta lenta para que al tirar no saquemos el curricán de la boca de la lobina por sobrada fuerza. Si usted usa líneas trenzadas, le recomendamos moderar el tirón al momento del ¿hook-set? para no rasgar la piel de la boca de la lobina o bien una caña con punta de acción lenta.

Mito 8.- ¿Los anzuelos sin contrapunta matan más lobinas porque penetran más profundo lastimando el cerebro y las branquias?.

Las pruebas demuestran lo contrario, los anzue los con contrapunta penetran a la misma profundidad, pero los anzuelos sin contrapunta nos dan la oportunidad de liberar a las lobinas con más facilidad, causándoles menor daño. Estos crean heridas sustancialmente menores que rápidamente sanan, además nos permiten tocar al animal lo menos posible usando unas pinzas de punta largas para su liberación. Recordemos que los ácidos que el ser humano produce en la piel, son dañinos para la capa mucosa que protege a la lobina de bacterias, parásitos y enfermedades, es preciso que si desea sostener a una lobina por otro lugar que no sea la boca, remoje primero sus manos en agua y trate de manipularla lo menos posible.

Mito 9.- ¿Mientras más al Sur se encuentra la pesca de lobina, mejor la probabilidad de un récord mundial?.

Desgraciadamente no, los datos recopilados por las agencias más reconocidas en E.U. que tienen que ver con esto nos explican que, el territorio potencial de un récord se encuentra al filo de la línea de congelamiento que va desde California hasta Carolina de Sur en los E.U. Estas agencias nos dicen que por debajo de esa línea, está demostrado que las lobinas carecen de anillos anulares en las escamas que son usados para determinar su edad. Esto significa que estas lobinas crecen constantemente, pero envejecen más rápido y mueren más jóvenes, es por ello que la probabilidad disminuye considerablemente.

Por arriba de esta línea, las aguas pueden llegar a congelarse y el invierno es más largo, aparecen los anillos anulares en las escamas, pero muy al norte el invierno es tan crudo que la lobina no tiene suficiente tiempo para recuperar el peso que la llevaría a crecer a dimensiones de récord. Es por ello que la mejor posibilidad se encuentra cerca de esta imaginaria línea, ya que ahí las lobinas cuentan con un invierno moderado donde podríamos decir que ?descansan? y tienen también un largo período de engorda. La vida de la lobina en estas condiciones puede alcanzar los 15 años de edad en la subespecie de la lobina floridana.

Mito 10.- ¿Hay sólo tres especies de lobina: Negra o boca grande (Largemouth Bass), boca pequeña (Smallmouth Bass) y moteada (Spotted Bass)?.

Popularmente sí, pero hay otras especies prominentes de lobina como la lobina del Suwannee, la del ojo rojo y la Guadalupe en Texas, además hay varias subespecies (como la lobina de Florida) en Norte América.

Un dato interesante es que la lobina negra no es de la misma familia que la lobina rayada (stripped), la blanca (white) y las amarillas (yellow). Más bien la lobina negra es miembro de la familia de los peces de sol o (sunfishes) que incluye a las moja rras de agallas azules y los crappies.

Menú principal