¡AZUCAR! Presa Marte R. Gómez

Por: Dr. Rogelio Villarreal y los amigos que poseen la pasión.

Azucar 4Son las 9.30 am, es domingo 16 de Julio de 2012. La lancha esta posicionada en una caída que inicia con una loma con un árbol seco a 6 pies y desciende rápidamente a 25 pies.

Estamos tirando hacia el punto el Lic. Gerardo Rodríguez, Agustín Gutiérrez y un servidor. Tres paletones en las cañas y tres nuevos amigos atacando el punto de pesca, lanzo el mío; comienzo a recobrar y a escasos 5 mts del árbol  se prende la lobina!!! Golpe seco, sólido.

La caña se dobla al máximo, me empieza a sacar línea, va a saltar!! Lo hace WOW ¡!!! Que lobinón..   sacude intensamente la cabeza y mi paletón sale volando por los aires cayendo como a 6 metros del salto . No ma…nches. Que espectáculo, el Lic. Rodríguez grita ESTAS SON LAS LOBINAS DEL AZUCAR DOCTOR!!!!

El Lic. Rodríguez con gran astucia, toma una caña con una salamandra en florida y va por ella. Tres tiros y whaaam!! La lobina ataca pero escupe la lagartija. Una lobina muy maaañosaaa!!!

La salida de pesca la articulo mi amigo Víctor Concha prendiendo la organización con una Paella en su casa. El mismo la preparo. Allí nos acerco a mí y al Licenciado Gerardo Rodríguez.

Azucar 5

Víctor me había platicado, doctor me interesa que conozcas al Lic. Rodríguez. Conoce muy bien El Azúcar y es poseedor de gran conocimiento para la búsqueda de estructuras productivas para la pesca de lobina en este embalse.

No anticipé lo cálido del encuentro, conversamos como si ya nos conociéramos de tiempo atrás. Gerardo me dice, quiero que pesques conmigo el azúcar, vámonos ya!!

Yo le reviro con un ya estás, pero por lo pronto los espero a todos a cenar a mi casa la próxima semana, el miércoles.

Se llega el miércoles, la mesa esta puesta; el salmón marinándose en una combinación de aceite de oliva, ajo, echalotes, albahacar, perejil, sal de mar y pimienta quebrada. El tinto oxigenándose, comienzan a llegar los invitados.

Azucar 6

Otro encuentro de calidad, ahora con Jaime y Roberto Reyes a quienes invitó el Ing. Antonio García Doria.

Platico con los Reyes, reconocidos pescadores mexicanos de Lobina, conocedores del tema, sencillos, a menos y con esa pasión por la búsqueda de lobinas trofeo.

Degustamos el salmón, el vino, la ensalada y múltiples postres cortesía de los invitados; la sobremesa se extiende horas y a pesar de que nos acompañan nuestras parejas, ellas no se aburren con el tema, al contrario se interesan, se ríen de anécdotas de pesca pasadas, es aquí, en esta reunión que se fraguan nuevas amistades.

Todo queda planeado, saldrá un grupo el viernes 13 de Julio, Roberto Treviño y yo el sábado 14 de Julio a las 5 am

Le pregunto a Gerardo, que me llevo licenciado? Llévate paletones, muchos, muchos doctor.

Viernes 13 de Julio 2002, 4 pm

Estoy trabajando, entra la llamada de Víctor Concha. Doctor ya sacamos dos de 3 kgs, veeente ya.

Que envidia y yo todavía con la jornada de trabajo por delante.

Al fin termina el día de trabajo y preparo mi maleta para la salida de mañana.

Sábado 14 de Julio 2012, 4 am

Levantado y bañado me preparo un buen desayuno y café. Tengo que estar en casa de Roberto Treviño a las 5 am. De allí partiremos hacia el Azúcar para estar llegando a las 8 am aproximadamente.

Arribamos un poco antes de las 8 am a el Club Sugar Lake & Suites propiedad del Sr. Noé Santos. Un lugar con mucha calidez en sus servicios y con todo lo que requiere un pescador.

Azucar 7Ya están instalados en el hotel el Ing. Antonio García Doria, su hijo Lorenzo, Roberto y Jaime Reyes, Víctor Concha y su hijo Víctor Hugo, el Lic. Gerardo Rodríguez y Agustín Gutiérrez.

Con Roberto y yo formamos un buen grupo de pesca que se ve reforzado por la energía de jóvenes en busca de lobinas trofeo Lorenzo García Salce y Víctor Hugo Concha.

A los dos los conocí desde muy pequeños y he sido testigo de su evolución como pescadores de lobina, están destinados a convertirse en grandes Cazadores de Lobinas Trofeo.

Lorenzo García Salce
Lorenzo García Salce

Noé, el dueño del campo de pesca nos ofrece un buen café, a los pocos minutos van saliendo de sus habitaciones los compañeros de pesca. Nos saludamos y ya todos con café en mano nos dividimos las embarcaciones.

En una iremos el Lic. Rodríguez, Agustín Gutiérrez y yo. En la segunda Víctor Concha, Víctor Concha Jr., Lorenzo García y el Ing. Antonio García Doria y en una tercera Roberto y Jaime Reyes con la compañía de Roberto Treviño.

Abordamos camionetas y nos dirigimos al botadero, el cual se encuentra a muy poca distancia del Campo.

Salimos hacia tres puntos diferentes. Nuestra embarcación llega al primer punto y Gerardo empieza a localizar la estructura que buscamos.

Aquí estamos doctor, me dice. El tiro es hacia el frente.

Preparo mi caña con un paletón en color citrus, primer tiro; el paletón cae sobre el agua e inmediatamente inicio el recobro. Se prende la primera, peleadora, muy peleadora. Es de 1.5 kg aprox., esto pinta bien le comento a mis compañeros.

Lic. Gerardo Rodríguez y Dr. Rogelio Villarreal
Lic. Gerardo Rodríguez y Dr. Rogelio Villarreal

En ese mismo punto obtenemos tres capturas más pero no del tamaño que buscamos.

Cambiamos varias veces de puntos obteniendo un buen número de capturas pero nada por arriba del kilo de peso.

Agustín Gutiérrez
Agustín Gutiérrez

Regresamos al campo para comer y recuperar fuerzas para la sesión vespertina.

Todas las embarcaciones tuvieron una jornada regular, sin embargo la que más lució fue la Capitaneada por Víctor Concha y el Ing. García Doria.

Ing. Antonio García Doria
Ing. Antonio García Doria

Ya en la tarde seguimos recorriendo puntos buscando caídas con potencial.

Arribamos a uno ya conocido por el Lic. Rodríguez. Casteamos y casteamos con paletón sin poder conectar con ninguna lobina. El Lic. cambia a despeinada en blanco con chartreuse y después de varios intentos prende una buena lobina, muy peleadora.

Lic. Gerardo Rodríguez
Lic. Gerardo Rodríguez

Sorpresivamente Agustín engancha, la trabaja hasta subirla a la lancha, peeeero no es una lobina; es un besugo que atacó al paletón. Nunca había sido testigo de este comportamiento en un besugo.

Azucar 10

Antes que lo olvide quiero puntualizar que observe (y sentí) que las lobinas del azúcar tienen los dientes más grandes y agresivos que otras lobinas que he atrapado. Una posible razón de esta evolución podría ser que exista una buena población de langostinos en este embalse y al constituir su alimento principal se desarrolló esta diferencia en la abrasividad de la dentadura. El hecho de que el paletón funcione muy bien aquí sería otro indicador de que parte de la alimentación de estas lobinas sean los langostinos. El engullir con frecuencia tilapias pudiera ser otra razón, sin embargo en Bacurato donde la lobina se alimenta principalmente de tilapias estas no tienen dentaduras tan afiladas.

Las demás embarcaciones están teniendo una tarde promedio. Se llega la hora de la salida.

Llegamos al campo, un buen baño y somos recibidos para cenar.

Noé, su esposa y su hija nos deleitan con una ensalada. No es una ensalada habitual de un campo de pesca. Es diferente, huele delicioso. Incluía lechugas baby, arugula, manzana y arándanos acompañada de un aderezo delicioso. Como en el mejor restaurant. La devore completamente y los demás también. Una delicia!!!

Ahora nos deleitan con una milanesa de res sabrosísima acompañada de arroz y puré de papa, todo de muy buena calidad y sazón. Muy recomendable la cocina del Club Sugar lake & Suites.

Un par de tequilas y a dormir!!

Domingo 15 de Julio 2012, 9.32 am

Se me acaba de escapar la lobina del Viaje!!! Con la que inicié este relato. Me agarró desprevenido, no la maneje bien! Estoy paralizado, pero el Lic. con gran rapidez va por ella con una salamandra, se le prende!! Engancha!! La lobina suelta el señuelo, muy astuto animal, enooorme!!!

Mientras esto sucede, las otras dos embarcaciones están teniendo una excelente mañana. Roberto Treviño quien recientemente se re-incorporo a la pesca de lobina está capitalizando el conocimiento y asesoría de los hermanos reyes despachándose gran cantidad de lobinas con dos ejemplares preciosos.

Ing. Roberto Treviño
Ing. Roberto Treviño
Jaime Reyes
Jaime Reyes
Roberto Reyes
Roberto Reyes

Los jóvenes no cantan mal las rancheras y a la limón Lorenzo y Víctor Hugo Concha se despachan saludables lobinas de buen tamaño. Que mañana tan formidable!!

Lorenzo García S. y Víctor Concha Jr.
Lorenzo García S. y Víctor Concha Jr.

stando así la pesca las horas pasan muy rápido, es hora de salir de la presa para regresar a Monterrey. No me quiero ir. Quiero sacar esa Lobina!!

Sin embargo, la hora pactada para salir del agua llega y nos dirigimos hacia el botadero para preparar el regreso.

Un incidente ocurre en la zona del campo de pesca, estando platicando Roberto Treviño, Lorenzo García S., Víctor Concha Jr. y un servidor; Lorenzo se avienta una buena puntada haciéndome quedar mal entre el grupo. Como Roberto esta deleitando unos chicharrones de bolsa, al soltar la carcajada una de las migajas se atora en su garganta. Se para repentinamente de la mesa tocándose el pecho y se tropieza con una maceta cayendo estrepitosamente sobre el pollo de la entrada de una de las habitaciones.

Yo pensé que se trataba de un infarto!!, afortunadamente el resultado de la caída fue una herida de tamaño considerable por arriba de la ceja.

Por eso es importantísimo que siempre llevemos el botiquín de primeros auxilios y que se cheque su estado periódicamente.

Azucar 15

Roberto recibió la atención requerida al llegar a Monterrey y ahora cada vez que se ve en el espejo aflora el recuerdo de las GRANDES LOBINAS DEL AZUCAR !!!

Club Sugar Lake & Suites
www.clubsugarlake.com

Contacto Telefónico
Mex: 011 52 891 969 5693
USA: 956-270-7904956-270-7904

Saludos desde Monterrey
Dr. Rogelio Villarreal Villarreal
www.lobinastrofeomexico.wordpress.com

Presentado con autorización del Dr. Rogelio Villarreal para Reporte Pesca.

Menú principal