Por: Dr. Rogelio Villarreal y los amigos que poseen la pasión

El Salto

Cuchillo 8

La gran mayoría de los pescadores tenemos un compañero de pesca especial. Aquella persona que creció pescando con nosotros, aquel amigo que conocimos en una salida a pescar y nos volvimos  compañeros eternos de pesca, aquella con la que compartimos una situación de peligro pescando la cual nos convirtió en un verdadero equipo de pesca, los amigos donde uno tenía camioneta y el otro lancha y de esa necesidad nació ese compañerismo tan especial y el padre e hijo que siempre pescan juntos.

Mi compañero de pesca se llama Antonio García Doria. Toño y yo hemos pescado juntos desde hace 35 años.
Mi compañero de pesca se llama Antonio García Doria. Toño y yo hemos pescado juntos desde hace 35 años.

Nuestra primera embarcación era una pequeña lancha de fibra de vidrio con un motor a gasolina de solo 2 caballos de fuerza. Debido al modesto bote pescábamos embalses pequeños los cuales nos tomaba años luz recorrer con la velocidad del pequeño motor fuera de borda.

Aunque eran otros tiempos donde la lobina abundaba y no se cuidaba, éramos en realidad pescadores muy efectivos. Teníamos jornadas de cientos de lobinas y otras especies. Aprendimos sobre la marcha, sin información escrita ni en la red. Intentando cosas nuevas, aprendiendo al observar sucesos y situaciones.

Hacemos un buen equipo de pesca: Un Ingeniero y un Cirujano.

Yo no me involucro en nada que ponga en peligro mis manos (desenganchar lancha, manejo de poleas, meterle mano al motor etc. etc.) a cambio yo cocino durante la salida de pesca y siempre estoy listo para atender cualquier emergencia médica. Es un acuerdo desventajoso, pero sé que él lo hace por aprecio y amistad.

El comparar las lobinas más grandes que tenemos ha sido una eterna competencia cuando platicamos de pesca con amigos que poseen la pasión.

Un día la oportunidad se presentó y nos ofrecieron en venta una embarcación de regular tamaño. Nos lleno el ojo y la compramos. Ya con esta lancha iniciamos nuestra búsqueda de lobinas trofeo en embalses de más grandes dimensiones.

Uno de los primeros embalses que pescamos y que seguimos pescando es: El Cuchillo.

Ing. Antonio García Doria y Dr. Rogelio Villarreal V.
Ing. Antonio García Doria y Dr. Rogelio Villarreal V.

El Cuchillo se localiza en China, NL a aproximadamente 120 kms de Monterrey, NL. Abrió sus puertas a la pesca deportiva en 1994 y desde entonces Toño y yo lo hemos pescado infinidad de veces.

Hemos obtenido lobinas trofeo en el Cuchillo en algunas ocasiones, sin embargo recientemente, en los últimos años; el embalse ha estado produciendo lobinas en forma difícil e inconsistente.

Jaime Reyes, gran pescador de lobina mexicano me había estado insistiendo de probar nuevamente El Cuchillo.

Tomo el teléfono y le marco a Toño: Ingeniero García Doria, vámonos al cuchillo el sábado. Traigo el presentimiento que vamos a sacar Lobinas Trofeo juntos.

El Cuchillo
El Cuchillo

Me responde con un inmediato estoy puesto!!

Empiezo a organizar mi mente para ordenar el equipo que llevaré. Salamandras, senkos, paletones; una caña/carrete para cada presentación.

Equipo
Equipo

El Cuchillo presenta un reto muy interesante. Es un embalse cuyos objetivos son la irrigación y la alimentación de agua para Monterrey y municipios aledaños. Debido a esta función este embalse está sujeto a cambios muy bruscos en cuanto al nivel de llenado.

Es decir, si los patrones de pesca de lobina son muy dinámicos y cambiantes en embalses con niveles estables de llenado, en el cuchillo se vuelven aun más demandantes debido a que el nivel de llenado cambia con relativa frecuencia.

Por la relativa juventud del embalse, el cuchillo se nos presenta con áreas de más cobertura que estructura. Amplias palizadas expuestas y bajo el agua cobran factura de señuelos constantemente. Cuenta también con estructura atractiva para lobinas de buen tamaño y entradas de ríos que oxigenan a su paso el hábitat de lobinas trofeo.

Esta isla normalmente está cubierta de agua y la pescamos sobre su plateau tirando hacia la vertiginosa caída en 360 grados.

Debido a los inestables niveles de llenado de la presa la relación de las lobinas con la estructura cambia constantemente y de verdad pone a prueba a un verdadero Cazador de Lobinas Trofeo.

Al grupo de pesca se unen Humberto Pro y Gabriel Bremer quienes son compañeros de pesca de muchos años, iniciaron también en pequeñas embarcaciones buscando lobinas trofeo en los embalses de la región.

Gabriel Bremer y Humberto Pro
Gabriel Bremer y Humberto Pro

También nos acompañan Víctor Concha y Víctor Concha Jr. padre e hijo que conforman un feroz equipo de pesca de Lobina.

Encontrará el lector en este artículo entrelazadas en reseña una salida de pesca guiados por un gran buscador de lobinas: Jaime Reyes junto con historias de inseparables compañeros de pesca.

El Ing. García Doria y yo dejamos Monterrey a las 6 am, tomando carretera hacia China NL.

A escasos kilómetros de la primera caseta de cuota, Toño se desvía hacia la entrada de Cadereyta, Jiménez y se detiene en un pequeño Restaurant

Ahora sí, me dice; vamos a desayunar Dooctor. Un tacos dorados de Barbacoa. Simplemente excelsos!!

Con el estomago lleno, tomamos la autopista rumbo a nuestro objetivo: Presa El Cuchillo- Solidaridad.

En el camino conversamos acerca de las pocas capturas que hemos tenido en las últimas salidas a este embalse las cuales no son reflejo del potencial del Cuchillo.

Al fin arribamos, el nivel del agua esta bajísimo. Al descubierto quedan estructuras anteriores de palapas, unas cañas de pescar gigantes, tinacos etc. etc. El área de botadero oficial es inoperante. Tenemos que botar en el original como a 500 metros del oficial.

Acomodamos el equipo en la lancha y salimos disparados al primer punto de pesca.

En el agua ya pescando nos esperan Jaime Reyes, Humberto Pro y Gabriel Bremer en una lancha y Víctor Concha con su hijo Víctor Jr. en otra.

Para cuando llegamos al punto cada embarcación lleva contabilizadas más de 25 lobinas.

El punto recomendado por Jaime Reyes es una punta que entra abruptamente al vaso del embalse cayendo de 3 a 18 pies.

La abordamos utilizando senkos, rat-l-traps y salamandras. Las lobinas atacan todo tipo de señuelos con gran agresividad.

La acción es continua, como nunca me había tocado en el Cuchillo.

A Víctor Concha Jr. Se le prende una buena, lo estoy observando; llevó a cabo un depurado enganche y la está trabajando excelente.

Logra la captura, una gran lobina trofeo

A Víctor lo conocí desde los 5 años de edad, desde entonces ya era un apasionado de la pesca. Han pasado 10 años y se ha convertido en un autentico cazador de lobinas trofeo. Siempre pendiente de la nueva información en técnicas y equipo para la pesca de lobina tiene su propio blog http://pescadelobinaenmexico.blogspot.mx/ donde comenta y le da seguimiento a lo que sucede en la pesca de lobina a nivel mundial.

Su compañero de pesca especial es su papá, con el lleva pescando 12 años. A los 9, dentro de un torneo de pesca y con las recomendaciones de su papá sacó en el último momento una lobina de 3 kgs y se llevó la contienda. En una ocasión le pregunté: Por qué es Padre pescar con tú Padre y me contestó sin vacilar: porque me transmite tranquilidad, enseñanza y es una convivencia de padre e hijo que disfruto mucho. De él admiro su paciencia y determinación dentro y fuera de la Pesca concluyó.

Una pareja inigualable pescando!

En la otra embarcación pescan Humberto Pro, Gabriel Bremer y Jaime Reyes

Jaime se inclina en actitud felina hacia adelante, engancha flexionándose con gran amplitud hacia atrás; un coloso del enganche.

Certero y eficaz, con gran maestría inicia el recobro, manejando la lobina hasta llevarla cansada al costado de la lancha y levantarla con gran orgullo.

Otra Lobina Trofeo del Cuchillo!! 10 lbs

Platicar con Jaime Reyes acerca de la pesca de lobina es transportarte a la biblioteca más grande de información del deporte pero con aplicación real. A través de los años Jaime ha capitalizado información teórica eliminando aquella que en realidad no tiene una aplicación verdadera.

En 5 minutos te puede dar más de 10 tips de gran valor en la búsqueda de lobinas trofeo

Gran amigo, Coloso del enganche y un banco de información valiosísima.

Con él están pescando Humberto Pro y Gabriel Bremer. Pro y Bremer se contagiaron de la pasión cuando se conocieron a través de la amistad de sus esposas.

A pesar de que las condiciones no empatan con el uso de despeinadas, Humberto ha estado utilizando este señuelo todo el día. Doctor, me dice Gabriel Bremer; mi compadre es un poco terco. Desde que salimos de Monterrey viene diciendo que nada más va a pescar con despeinada.

De repente se le prende una a Humberto y su despeinada. Gabriel mueve la cabeza de un lado a otro y esboza en su rostro satisfacción por el logro de su compañero de pesca.

Humberto Pro
Humberto Pro

Gabriel, trabaja con plásticos y las lobinas no lo dejan descansar.los dos son pescadores ya curtidos, simplemente no fallan!!

Toño y yo seguimos sacando gran cantidad de lobinas, se nos han prendido algunas grandes pero no hemos tenido suerte y las hemos perdido. Sin embargo, estamos disfrutando al máximo la salida de pesca y celebramos este reencuentro con nuestro más cercano gran embalse: El Cuchillo.


Dr. Rogelio Villarreal e Ing. Antonio García Doria

De una cosa estoy seguro, si el diablo me pidiera el lugar de Toño en mi lancha a cambio de un sin número de Lobinas Trofeo lo mandaría de regreso al infierno. Me queda muy claro que es lo finalmente importante en la búsqueda de lobinas trofeo en México: El compañero especial de Pesca.

Saludos desde Monterrey
www.lobinastrofeo.com

Menú principal