A-Reto2

Por: Carlos Godoy

Si habláramos de una modalidad de pesca que requiere de máxima concentración, agudeza visual, precisión en el lanzado y que no permite el más mínimo error, sin duda nos tendríamos que referir a la pesca con mosca en el mar.

La práctica de esta modalidad no es tan antigua como su contraparte en el agua dulce, y en los últimos años se ha venido desarro llando de forma muy importante.

En México contamos con miles de kilómetros de litorales donde es fac tible practicar este tipo de pesca, pero desafortunadamente son pocos los pescadores mexicanos que se han decidido a vivir esta experiencia y son cada vez más los pescadores extranjeros que continuamente visitan nuestros mares para realizar esta modalidad de pesca.

La pesca con mosca en el mar, tiene dos grandes vertientes. La más conocida es la pesca en los flats donde tendremos como objetivo a las cuatro especies reinas de los bajos de agua salada como son, el macabi (bonefish), la palometa (permit) el sábalo (tarpon) y el robalo (snook).

La otra, es la pesca con mosca en aguas azules, todavía más nueva y que involucra la captura de especies en aguas más profundas y de mayor tamaño.

La pesca en los flats es lo más parecido a realizar una ?cacería? desde la proa de un bote, el cual es impulsado solo por la fuerza de una pértiga que es manejada por un guía que asemeja a un gondolero veneciano o a un parroquiano que impulsa su trajinera por los canales de Xochimilco.

Al hacerlo de esta forma, podremos acercarnos de manera muy importante a grandes escuelas de peces mientras estos se alimentan de la gran cantidad de peces y moluscos que arrastran las mareas a las zonas de bajos.

Lograr una captura requiere de localizar visualmente un pez, realizar un lanzamiento tan preciso que permita colocar nuestra mosca a una distancia que deje que el pez pueda divisarla, pero con la delicadeza suficiente para que este no salga despavorido por el ruido causado por la misma al momento de caer al agua. Después, tendremos que darle vida a esta mosca, lo cual haremos con la línea entre nuestras manos, variando ritmos y velocidades para finalmente, si logramos enganchar a nuestra presa, pelearla en un área llena de obstáculos como mangles y corales que representan una gran ventaja para el pez.

Esto es sin duda, pesca pura y en su máxima expresión.

Equipo adecuado

Aunque actualmente muchos pescadores de mosca en el mar nacieron siendo pescadores en esta modalidad, existe un grupo de pescadores que se inició pescando en aguas dulces y después de un tiempo, empezaron con la práctica de este tipo de pesca en aguas saladas.

Una de las primeras preguntas que seguramente se formularon, fue que si sus equipos diseñados para pescar truchas, lobinas, carpas, mojarras y otras especies podrían servirles para pescar en el mar y así no tener que invertir en equipos nuevos que les permitieran practicar este tipo de pesca.

Es una realidad que lo mejor es tener un equipo especialmente diseñado para pescar en el mar, pero si de entrada no quieren o no pueden invertir en un equipo nuevo, existe la posibilidad de utilizar sus equipos actuales considerando algunas restricciones y sugerencias.

Si van a buscar especies que se encuentran en los flats como el macabi palometa, robalo o sábalo chico, una caña del número 6 ó 7 es lo mínimo recomendable. Esto no significa que no puedan sacar un pez de estos con cañas de números menores, pero la dificultad sin duda será muy grande. El problema no es el tamaño del pez, el problema es el viento que encontramos en estos lugares y que dificulta el lanzado.

Lo mejor es que estas cañas sean de acción rápida

Revisen que su carrete tenga como mínimo unas 50 yardas de backing. Lo ideal es que pueda almacenar por lo menos 100 yardas. Traten de utilizar un carrete con sistema de freno de disco. Si su carrete es sólo de los llamados tipo ?click?, sí lo pueden utilizar pero tendrán que ayudarse con la mano para frenar la corrida del pez que atrapen. Recuerden de lavarlo muy bien cuando regresen de su día de pesca para evitar que lo corrosivo de la sal lo deteriore.

Utilicen líneas flotantes con peso delantero (WF-F)

Las líneas para pescar en aguas saladas son más duras que las que se utilizan en aguas dulces, ya que el calor provoca en ellas un efecto de ?aguadamiento?. Lo ideal es llevar líneas especialmente diseñadas para pescar en el mar, pero si utilizan sus líneas de aguas dulces consideren que éstas se tornaran muy suaves, dificultando un poco el lanzado. Lo que deben hacer, es pausar más su lanzamiento y dando más tiempo para que la caña cargue bien la línea. Es algo muy similar a lo que sucede cuando lanzan con cañas muy ligeras.

Los líderes ahusados pueden ser los mismos que usan en aguas dulces, sólo utilicen un mayor libraje de resistencia y si ustedes los van a fabricar, utilicen el material que mejor responda a la abrasión.

Si su economía les permite el adquirir un equipo especialmente diseñado para pescar en el mar, lo más recomendable es lo siguiente:

  • Caña # 8 de acción rápida con but de pelea en la parte inferior.
  • Línea # 8 flotante especial para agua salada.
  • Carrete con sistema de freno con al menos 100 yardas de backing
  • Líder de 9 pies de 10 ó 12 libras de resistencia

No olviden otros aditamentos que son básicos en este tipo de pesca: Lentes polarizados, gorra o sombrero y una buena selección de moscas. Las moscas más efectivas son las tradicionales clouser minnow y lefty decievers, ya que imitan peces de forraje como las sardinas y otros pequeños moluscos.

Mientras que nuestros ríos, lagos y lagunas son ya prácticamente conocidos por todo el mundo, el mar seguirá teniendo lugares aún no descu biertos y que jamás han sido pisados por el hombre, por lo que seguramente en él encontraremos infinidad de opciones y especies que podremos pescar con la caña larga.

Menú principal