Por: Javier Altamirano F. (Mx Flies).
Texto y fotos: Javier Altamirano F.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La madre naturaleza bendijo a Eslovenia, un país que cubre un área relativamente pequeña con muchas características únicas y atractivos naturales, algunos de los cuales han ganado una reputación en todo el mundo.  El pasado Campeonato del Mundo de Pesca con Mosca  se realizó precisamente en Eslovenia en las aguas del rio Sava Bohinjka en su parte alta, mediana y baja.   El color puro de los ríos y arroyos  en muchos tonos de verde,  el lecho de roca predominante de piedra caliza y los  valles rodeados de picos nevados de los Alpes;  crean un hábitat inmejorable para la “Trucha Mármol” – Marble trout (Salmo marmoratus), una especie que solo se da en esta región principalmente en el rio Soca y en el  Idrijca  y que es uno de los atractivos principales de la pesca en Eslovenia.

Eslovenia es un territorio muy peculiar de la Europa Central que se encuentra entre Italia, Austria, Hungría y Croacia.  Es el tercer país europeo con más bosques repletos de animales salvajes,  basta con alcanzar el borde de algún bosque sin salir de la ciudad para encontrarse con  venados que se suelen acercar a las ciudades, más adentrados en el bosque y los Alpes se encuentran  el Ciervo Rojo y el “Corzo” (Roe Deer), especies muy buscadas por los cazadores.

Otro habitante de los bosques Eslovenos es el Oso Pardo,  se mueven por la zona boscosa que llega hasta Bosnia y Herzegovina.  Existen varias especies raras y en peligro de extinción en los bosques eslovenos: lobos, linces,  gallos silvestres y faisanes. Estos animales están protegidos al igual que la cabra montesa, que se puede ver en las montañas Eslovenas.

En esencia, la pesca con mosca se centra en varias especies de Trucha y Tímalo, entre las especies más típicas que se encuentran en los ríos de la cuenca del Danubio son el salmón del Danubio (Hucho hucho), la Trucha Café o Marrón (Salmo trutta fario) y el Tímalo (Thymallus thymallus). Las especies distintivas más importantes de la cuenca del Adriático es la Trucha Mármol o el Soča Trucha común (Salmo marmoratus), y recientemente también el Tímalo Soča (Thymallus thymallus).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A escasas 3 horas de Venecia, Italia; se encuentra la ciudad de Bled, una de las ciudades más bellas  de Eslovenia  que rivaliza con las más populares de toda Europa.  Junto con Maricarmen, mi esposa, fuimos recogidos por nuestra amiga Maja Kunstelj en la estación de trenes de Venecia  e inmediatamente partimos rumbo a  Kranj, en donde habíamos quedadode vernos con nuestro guía de pesca y amigo Gašper Konkolič.

Cuando llegas a Eslovenia, habrá unos 40 distritos que te esperan para practicar la pesca con mosca  y no siempre vas a tener una idea fiable sobre las condiciones de pesca o los niveles de agua en ellos. Puedes elegir el mejor o más famoso río para pescar con mosca y te encuentras con que el nivel del agua es favorable, el problema es que esa zona del río tiene 20 km de largo y  para acceder tienes que sortear partes elevadas y sinuosas con mucha roca, lo cual dificultará el acceso a las zonas propicias de pesca.

Antes de  llegar al río sin siquiera saber los puntos más prometedores o viables para obtener buenas capturas, se te habrá ido medio día, tiempo muy valioso en lugares tan remotos y cuando apenas se tiene un día o día y medio para pescar.

Trucha marmol

Por esas y otras razones, es indispensable  el contratar un guía de pesca,  la mayoría de los pescadores de todos los niveles  se beneficiarán de los servicios de un guía profesional de pesca con mosca en función del rendimiento y éxito de un viaje de pesca.  Un guía conoce la zona y sus aguas, nos puede aconsejar sobre la mosca y la mejor manera de acercarse y navegar por los cursos de agua segura, saben dónde están los mejores ejemplares y  las moscas adecuadas para usar en áreas particulares.

Gašper nuestro guía, se encargó de proveer todo el equipo necesario y las licencias requeridas para nuestro día de pesca, la tradición de la pesca deportiva organizada en Eslovenia tiene más de 100 años de antigüedad, así que sus aguas están muy bien protegidas y organizadas. Un permiso por día para especies como el “Hucho Hucho” o la “Marble Trout”, cuesta alrededor de 45-60 Euros y los servicios por día de un guía de pesca rondan los 200 y hasta 350 Euros por día incluyendo la indumentaria necesaria como caña, carrete, red, “waders”  o vadeadores y moscas.

En esta ocasión y por motivos de logística, solo llevé moscas que previamente me sugirió Gašper además de otras que son muy recomendadas como la Sturdy’s Fancy, Treacle Parkin, Bullethead Sculpin, Peeping Caddis, entre otras.

El equipo más común que se utiliza en los ríos del Valle de Soca es una caña n.6 de 9 pies, pero es común encontrarse a muchos pescadores utilizando cañas del n.10, en las aguas de Eslovenia habitan  especies como el Salmón del Danubio que pueden llegar a pesar hasta 50 kilos. También  es frecuente toparse con truchas de 8 kilos y si sumamos  la gran fuerza de las corrientes de los ríos  junto con la corrida y peso del pez cuando se engancha,  es necesario contar con un equipo que pueda soportar la presión de la corriente del agua junto con la fuerza y tamaño de los salmónidos.

La temporada de pesca en  Eslovenia comienza desde finales de Marzo hasta Noviembre para las diferentes especies de truchas en la mayoría de los ríos,  para el Tímalo comienza a partir del 16 de Mayo y hasta el 31 de Octubre y para el Huchen en temporada de invierno desde el 15 de Noviembre y hasta el 14 de Febrero.  También en los lagos como el de Bled se pueden pescar especies como el Lucio o “Pike y Trucha de lago.

rio y alpes

Llegamos a Bled el 24 de Marzo y aunque oficialmente no estaba abierta la temporada de pesca, en algunas zonas de “catch & release” o capturar y soltar  si permitían pescar en tramos muy definidos, la única temporada abierta era la de Trucha Arcoiris y Trucha café, eso ya era de nuestro conocimiento y  no queríamos desaprovechar la visita Turística a Eslovenia sin dejar pasar la oportunidad de pescar.  Así que nos dormimos con la esperanza de tener una buena jornada al día siguiente ya que sería nuestro único día de pesca durante la estancia en Eslovenia.

A las 5:00 am llegó Gašper al hotel, luego de los saludos de rigor y entendernos un poco en inglés, español y a señas, partimos con destino a la primer zona de  pesca  a escasos 10km del hotel.  El Esloveno es un idioma de los más difíciles de aprender y entender, pero el lenguaje de la pesca es universal,  pasamos a recoger el permiso de pesca a una cafetería local (en muchos comercios venden los permisos) y aprovechamos para calentarnos con una taza de café ya que el frio estaba  a la orden del día.

Entre bosques muy cerrados en donde apenas entra la luz, tomamos una brecha que nos llevó hasta un acceso permitido al rio Sava Bohinjka, dicen que la primera impresión es muy importante, y en el caso del  Sava cumplió cabalmente las expectativas, es un rio de los más bellos de Europa en donde corren aguas cristalinas de diferentes tonos de verde con tramos de hasta 50 metros de ancho que contienen infinidad de vertientes caudalosas que llenan de agua las pozas para después crear unos remansos espectaculares para practicar la pesca con mosca.

Entrando al agua el primer lugar elegido fue una pequeña cascada con buenos hoyos y corrientes moderadas, tomé una ninfa Tommy del n.10 sugerida por Gásper y al primer lanzamiento se prendió una trucha arcoíris, es de las contadas y escasas veces que al primer lanzamiento capturo algo, otra de las ventajas de llevar un guía y de respetarlo al cumplir con sus indicaciones y consejos.

Esa pequeña sección del rio estaba infestada de trucha arcoíris, en menos de 1 hora ya había capturado alrededor de 15 y todas con el mismo tipo de mosca, el poderío de algunas de ellas lograba sacar el “backing” del carrete a pesar de no rebasar el kilo, es muy fácil entender el porqué el equipo más chico que se utiliza es una caña del n.6 y de 9 pies de largo para tener un mejor control de la línea y las capturas.

Decidimos movernos a otra sección del rio para buscar ejemplares más grandes, ya había levantado el sol y nos detuvimos en una zona muy baja del rio en donde insistentemente Gasper pedía que me acercara a donde él estaba, con sigilo logré llegar para observar el espectáculo de alrededor de 10 Tímalos “suspendidos” en la corriente a escasos 30 cm de profundidad mostrando su característica   aleta dorsal en forma de vela.

Algunos fácilmente llegaban a los 2kg de peso y es evidente que ansiaba tentarlos con la mosca pero al no estar en temporada abierta, no quedó más que respetar las reglas y conformarse con la suerte de haberlos tenido tan cerca….y tan lejos.

El hecho de que algunas especies no estuvieran en temporada, no las salva de que se prendan de las moscas o señuelos artificiales, la regla es que si se capturan sin intención,  inmediatamente se liberen con el mayor cuidado posible ya que están en época de apareamiento y desove, el haberles lanzado la mosca a los Timalos con plena intención, rompería con esta regla que es más bien un asunto de ética y moral, siempre he pensado que hay que proyectar una buena imagen de los Mexicanos tanto dentro como fuera de casa.

Eso sin contar que seguramente no  hubieran tomado tan fácil la mosca ya que no es sencillo capturarlos y menos cuando alcanzan ese tamaño, ya son animales con mucho “rio recorrido” y no se cuecen al primer hervor, aunque debido a su agradable sabor y atractiva forma, son especies muy apreciadas tanto comercialmente como para la pesca recreativa y deportiva.

En un remanso un poco profundo cambié de mosca por una “Pepping Caddis” atada en un anzuelo tipo Jig n.14 con cabeza de tungsteno para facilitar un descenso rápido de la mosca y llegar a la zona de “strike” o pesca,  no tardó en engancharse una Trucha Café de aproximadamente 1.5 kg. Nuevamente la pelea fue sensacional entre brincos, corridas y “cabeceos” para tratar de liberar el anzuelo y escaparse, aunque muchas no lo lograron, en muchas ocasiones ganan los peces y es cuando se convierte más atractiva la pesca con mosca al  utilizar anzuelo sin muerte o “desbarbado”.

Curiosamente en esa zona y con ese tipo de mosca, salía casi pura Trucha Café, después de liberar alrededor de 10 truchas todas ellas muy sanas y poderosas, decidimos cambiarnos a otra sección del rio como a 5 km rio arriba de donde estábamos. Al llegar nos posicionamos debajo de un puente muy antiguo y por demás pintoresco, una zona muy ancha del rio, con mucho cuidado “vadeamos” hasta el centro del rio en donde había unos bajos, se veía mucha actividad en la superficie y cambié de mosca por una  Grayling Fiddler  “seca” o de superficie.

Casteando en rio

La mosca no pareció interesarles y opté por una  “wet” o húmeda del tipo Treacle Parkin en anzuelo 16, al tercer casteo logré una captura, después de una buena pelea y al acercarla descubrimos con sorpresa que se trataba de un Tímalo.

Lo liberamos rápidamente con una sonrisa entre cómplice y sabedora que esa zona estaba poblada con muchos Timalos que se estaban alimentando a escasos 10 cm de la superficie, esta especie en sus primeros años de desarrollo se alimenta exclusivamente de puros insectos, ya cuando logran un tamaño considerable y son adultos, se convierten en omnívoros.  Alrededor de una hora estuvimos en esa zona y capturé otros 5 Timalos altercando con Truchas Arcoiris y Cafés,  por lo tanto decidimos dejar en paz a los Timalos y nos movimos a una zona más profunda ya cuando estaba bajando el sol.

Llegamos a una sección del rio Sava Dolinka en donde hay una pequeña presa, en la parte baja de la misma, escogimos una zona con mucha corriente y con pozas grandes, Gašper me sugirió cambiar por una mosca grande y pesada del tipo Bullethead Minnow para tratar de atrapar una trucha de mayor tamaño ya que casi todo el día estuvieron saliendo de entre .500 kg hasta 1.5kg, lo cual para mi estaba más que aceptable, pero estando ahí él no quería que me fuera sin experimentar el atrapar una Trucha Trofeo.

En esa zona pude atrapar una trucha arcoíris de alrededor de 2kg, quizás no fue la que más jaló línea pero si  fue la que mas peleó en todo el día y costó mucho trabajo sacarla para tomarle foto, prácticamente nunca se cansó y solo se iba al fondo de una de las pozas, si hubiera agarrado la corriente del rio dudo mucho que la hubiera sacado.

Aunque no tuve la oportunidad de enganchar y acercar una trucha de mayor dimensión, todo el día fue una experiencia inolvidable, lo aprendido en esas aguas tiene un valor inmenso, simplemente el contemplar esos ríos de aguas prístinas rodeados de bosques cerrados y como marco los Alpes; hace que la pesca con mosca tenga más sentido.

Fueron alrededor de 40 truchas y 5 Timalos capturados en apenas un día de pesca, una trucha arcoíris de aproximadamente 2 kilos y una Trucha Café de iguales dimensiones que costaron mucho trabajo acercarlas, no me imagino la experiencia si como mandan los cánones, hubiera permanecido 3 días pescando y sobre todo en las temporadas del Hucho y de la Trucha Mármol.

No sé si algún día pueda regresar a esos ríos pero definitivamente Eslovenia es un lugar bendecido por la naturaleza y de los mejores del mundo para practicar la pesca de salmónidos.

Hasta la próxima.

Menú principal